De ingeniero a creativo full-time: el camino que me ha traído hasta aquí.

¿Dónde estás leyendo esto? Podría ser en un café, en la escuela, en la oficina, hasta en el baño. No importa donde, lo que importa es que una serie de eventos y decisiones en tu vida se acomodaron de tal forma que pudieras estar justo aquí leyendo justo esto.

Y también fue así como un montón de pasos en mi camino me trajeron a estar escribiendo esto aquí y ahora. Eventos afortunados que van desde conocer a alguien hasta cambiar radicalmente de profesión.

Mi título profesional presume fuerte y claro que mi alma mater me reconoce como Ingeniero Industrial y de Sistemas. Escuché a más de una (o mil) personas referirse a mí con el odioso “Inge” durante los 5 años siguientes al término de mi etapa universitaria. No me malinterpreten, amo ser ingeniero y no me arrepentiría jamás de haber estudio esa carrera; digo “odioso” porque no me gusta ese short name para una palabra que representa una parte enorme de lo que soy y que además me costó (bueno, a mis papás) una buena lana y unos maravillosos 4 (+) añitos invertidos. Se dice ingeniero, aunque prefiero un millón de veces que me hablen por mi nombre.

En fin, el punto de que soy ingeniero queda claro, el que puede resultar confuso es cómo hoy después de 9 años mucha gente a mi alrededor juraría que soy mercadólogo, comunicólogo o trunco de alguna carrera afín. Tal vez el hecho de haber tomado una decisión de esas que mis amigos gringos le llamarían a leap of faith y dejar mi trabajo como ingeniero en una empresa automotriz alemana para dedicarme de lleno a mi propia empresa que nada tenía que ver con ese mundo que dejaba, tenga algo que ver con eso.

2014 fue el año en el que dejaba a un lado mi seguridad financiera y esa carrera corporativa que había estado construyendo en mi empleo Godín, para darle forma a un sueño que había empezado algunos años antes.

Mayo 04 de 2001 a las 6:29 PM, la fecha en la que descubrí que quería dedicarme a algo que involucrara usar al máximo mi creatividad. Ok, falso, obvio no me acuerdo de la fecha y hora exacta, pero si recuerdo dos palabras: SWEET NOVEMBER, una película que nada tiene que ver con este tema pero que en sus escenas iniciales presentaba a Keanu Reeves como el creativo de alguna agencia de publicidad completamente obsesionado por encontrar el tagline perfecto para vender hot dogs. El wey era nefasto cabe aclarar, pero independientemente a eso, verlo pasar día y noche explorando cada rincón de su mente tratando de darle forma a sus ideas despertó algo en mí. ¿Había una forma de ganarse la vida ideando locuras? Sonaba bien.

Tal vez en alguna nota futura les platicaré el por qué si había tenido esa epifanía a tiempo de lo que quería hacer profesionalmente, en el último minuto cambié mi carrera de Mercadotecnia a Ingeniería. El punto a rescatar de esta historia es que ese fue uno de esos eventos de los que platicaba antes, que me llevarían a hacer lo que hice después de mi vida Godín: montar mi propio negocio en forma de agencia de publicidad.

¿Así de fácil? ¿De la noche a la mañana ya era emprendedor? Creo que había empezado a serlo desde antes.

¿Entonces esto significa que emprendedor sería un mejor título para portar en mis tarjetas de presentación?. Según Reid Hoffman (les ahorro la googleada, es el cofundador de LinkedIn), un emprendedor es aquel que se avienta de un barranco y construye un avión durante la caída. WHAT? Tal vez si hubiera leído esa definición antes de decidir volverme emprendedor le hubiera dado una pensada más, pero desde mi punto de vista, esta es la definición más acertada que podrás encontrar.

Creo muy firmemente que emprender es más que crear tu propio negocio. Para mí, emprender es tener ese deseo constante de darle forma a tus habilidades y pasiones para crear con eso algo que pueda ayudarte a alcanzar tus más grandes sueños personales y profesionales. Algo que le aporte valor a tu vida y a la de los demás. Es saber bien lo que quieres y lo que no quieres hacer, tomar tu mochila llena de lo que has aprendido en el camino, y aventarte al vacío para construir el mejor avión posible.

No fue casualidad que más de 10 años después de aquel “yo quiero hacer eso” que descubrí en Sweet November, hoy me encuentre inmerso en el mundo del marketing y la creatividad, pero mis primeros esfuerzos de emprendedor no habían empezado ahí. En la prepa tuve otro de esos eventos en mi vida que me han traído hasta aquí, y fue tomar un curso de diseño gráfico.

Siempre me ha apasionado el dibujo y el diseño, justamente áreas que involucran la creación de algo a partir de ideas, y fue en parte eso que me llevó en el 2012 a un intento completamente fallido por emprender con una empresa de diseño gráfico, pero que eventualmente fue lo que pintó el camino para transformarse en la agencia de publicidad por la que renuncié a mi trabajo como ingeniero y de la que he aprendido tanto. Ven, todo se conecta poco a poco para llevarte a dónde quieres estar, sólo que es como decía Steve Jobs, no puedes conectar los puntos viendo hacia adelante, solo podrás conectarlos viéndolos hacia atrás; así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en tu futuro.

¿Conociste a alguien con quien compartes sueños y metas? ¿Te tocó trabajar en un lugar en el que no te gusta? ¿Viajaste de pronto a algún lugar que no tenías planeado? Puntos, puntos, puntos.

Después de varios tropiezos y éxitos, hoy sigo creando cosas, dentro y fuera de mi agencia, sigo inventando y conectando mis puntos, y puedo decir que me encuentro en el ojo del huracán de todo lo que todavía viene en mi camino como emprendedor; sigo buscando esas nuevas formas de crear más; de usar mejor mis ideas.

Si quieres emprender, no busques crear un negocio, busca la mejor manera de explotar tu pasión. Tener tu propio negocio no se trata de poder hacer lo que quieras cuando quieras, se trata de poder hacer lo que más disfrutas hacer y para lo que eres realmente bueno. El dinero va a llegar si encuentras esa fórmula y le dedicas el tiempo y el esfuerzo necesarios, pero que no sea tu principal motor.

Hoy más que emprendedor me considero un creativo full-time. Disfruto usar mi creatividad para inventar nuevas formas de comunicar mensajes para mis clientes en la agencia, pero también fuera de ella disfruto usar esa creatividad para idear nuevas formas de decirle al mundo lo mucho que puedo y quiero hacer.

En mi parte de emprendedor, creo que me he forjado a la mala, tomando caminos que parecerían más largos de lo normal y equivocándome más veces de las que me gustaría aceptar aquí, pero también puedo decir que poco a poco he ido dando los pasos que me tocaban dar para poder alcanzar en algún momento, ese punto ideal en el que mi pasión se encuentre con mi profesión. Todos los pasos que he dado, acertados o no, han sido los necesarios para poder ir despejando este camino que estoy recorriendo hoy, y que es un camino que me emociona poder seguir descubriendo.

Así que si estás leyendo esto, es justo que te enteres que el camino de emprender no es fácil, nada fácil, pero que si confías lo suficiente en tus habilidades y en tus pasiones, va a ser un camino que valdrá muchísimo la pena recorrer. Hazle caso primero a las señales que la vida te va dando, a los puntos, a tus skills y a todo eso para lo que eres bueno. Dice Gary Vaynerchuk que tienes que entender tu propio ADN, y no hacer cosas sólo porque otros como él, como Steve Jobs o como Mark Cuban lo han hecho, tienes que conocer tu propia marca y mantenerte fiel a ella. Es lo mejor que podrás hacer si quieres salir triunfante en este desmadre emprendedor que algunos elegimos saborear.

AUTOR

Luis González

Ser creativo es la mejor excusa para estar un poco loco. Apasionado del Marketing y la Publicidad. Director Creativo en The Capital Advertising. No se bien a dónde voy pero sígueme si quieres. Instagram & Twitter: @TheCapitalLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s