El desmadre

El Buen Fin ¿es bueno para todos?

Como muchos ya sabemos, mañana empieza el Buen Fin, una iniciativa creada para activar la economía mexicana al promover descuentos en productos y servicios que beneficien a los consumidores. Algún muy similar a lo que ocurre en otros países, como Estados Unidos y España, mejor conocido como Black Friday o Viernes Negro.

Para poder ser parte de este gran fin de semana es necesario que las empresas se inscriban en la página oficial (https://www.elbuenfin.org) y ser parte de la lista de comercios participantes para que se les de una mayor visibilidad ante los consumidores que buscan comparar precios y buscar promociones antes de empezar las compras; además de contar con el respaldo de los organizadores. Sin embargo, existen muchos pequeños y medianos negocios que se suman a esta iniciativa (de manera informal) con el objetivo de incrementar sus ventas y ser parte del mayor fin de semana de compras del año.

Toda esta estrategia de activación de la economía y beneficios para los consumidores, nos deja pensando si el Buen Fin realmente ayuda a las MIPyMES a movilizar su propia economía y vender más. Seguramente sí ayuda en algo, ¿pero es sustentable? Subirnos al tren del mame solo por “estar ahí” no trae ningún beneficio e incluso, si no se hace de la manera adecuada, puede acabar saliendo más caro el caldo que las albóndigas.

Para que tu estrategia del Buen Fin sea adecuada, te compartimos algunos puntos que debes de considerar antes de poner todo en descuento.

-Conoce tus números. Antes de empezar a poner descuentos a diestra y siniestra, debes de saber como están las finanzas del negocio para poder medir el impacto de la estrategia una vez concluida.

-¿Ganas o pierdes?. Todos hemos pasado por el tormento de ponerle precio a nuestro producto o servicio, por lo que ponerle un descuento no debe de tomarse a la ligera Si le pones el 10% de descuento a X producto o servicio, ¿ganas, pierdes o quedas tablas? Si ganas o quedas tablas, puede ser que la estrategia te convenga, pero si pierdes, mejor busca otra alternativa de promoción o beneficio (programa de lealtad, cliente frecuente, etc.) que te de mejores resultados.

-¿Cuál es tu inventario?. Sin inventario no puedes hacer una promoción (bueno ,¡ni siquiera puedes hacer una venta!) Se consciente de lo que tienes en inventario y hasta que momento lo puedes vender (toma en cuenta los tiempos de reabastecimiento). Así mismo, si vendes productos que tenga fecha de caducidad fíjate bien que éstos no estén próximos a caducarse, ya que si los vendes puedes generarte una mala reputación, perder clientes y hasta meterte en un problema legal.

-Recursos Humanos. ¿Tienes suficientes personas para atender a todos los clientes? ¿Cuentas con la capacidad para realizar en tiempo y forma los servicios que estás promocionando? Si respondiste que no a cualquiera (o ambas) preguntas, no te arriesgues a conocer la ira de alguno de tus clientes y/o crearte una mala reputación.

-Atención al cliente. El servicio y atención al cliente ya debe de ser parte del día a día de tu negocio, pero es mucho más importante tenerlo presente cuando haces una venta o promoción a gran escala. Te sugerimos dar una repasada a los principales puntos de atención de tu empresa para estar preparados por cualquier cosa (o como decimos los mexicanos “por si las moscas”).

Antes de aventarte, piensa en los beneficios que te puede traer esta estrategia y planéala con anticipación para poder prever cualquier contratiempo o dificultad.
Si ya tienes todo listo ¡Felicidades, deseamos que sea un Buen Fin para ti y tu negocio!.

Photo by Artificial Photography on Unsplash

0 comments on “El Buen Fin ¿es bueno para todos?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: