El desmadre

5 preguntas para saber si ya debes emprender

Cada día es más común que escuchemos que una amigo, el primo de un amigo o el vecino dejó su trabajo para convertirse en emprendedor e iniciar un negocio; acto seguido visualizamos la vida de esta persona y pensamos que su decisión ha sido excelente, sobre lo increíble que será su vida de ahora en adelante y lo valiente que es por haber renunciado para seguir (lo que pensamos que es) su sueño. Desde el otro lado de la ventana, de la cerca o de donde estés, ser emprendedor se ve muy bonito, se ve ideal y más sencillo que estar en una oficina trabajando y generando dinero para alguien más (lo sabemos por que hemos estado ahí). Pero ser emprendedor va más allá de ser dueño de tu tiempo, elegir tus horarios y tener la posibilidad de trabajar desde casa. Ser emprendedor significa trabajar más de 12 horas en tu proyecto para que salga adelante, convertirte en el jefe, el mozo, el de ventas, operaciones y marketing al mismo tiempo, mientras supervisas las cuentas y pagas impuestos.

Lo que muchos emprendedores sabemos, y muy pocas veces confesamos, es que cuando volteas a ver tu pasado godín sí añoras las quincenas, las jornadas en las que salías de la oficina y te podías desconectar y la convivencia oficinista. Ambos mundos tienen sus ventajas y  desventajas, pero la decisión de ser godín o emprendedor está en cada uno de nosotros y está bien querer crecer en una empresa hasta llegar a la cima, como también está bien probar tu suerte con un nuevo negocio.

Como decíamos al principio, en esta época en la que la información se comparte en tiempo real y gracias a que vivimos con una generación con una mentalidad diferente (si…los millennials) escuchar sobre nuevos emprendedores, nuevas empresas y negocios revolucionarios nos puede hacer plantearnos la pregunta de si el emprendimiento es para nosotros. Esta es una pregunta muy válida y que todos los que han iniciado un negocio se la hicieron en algún momento; pero la respuesta no es tan sencilla de encontrar como lo es formular la pregunta (si te has hecho la pregunta, esto te suena realmente familiar). Si te has preguntado como puedes ser emprendedor, tener un negocio rentable y vivir en ese mundo de fantasía pero no has logrado tomar la decisión, te compartimos 5 preguntas que creemos te pueden ayudar a aclarar tu mente.

  1. ¿Has pensado en tener un negocio? Esta pregunta puede parecer muy sencilla, pero en realidad muchas personas se imagina teniendo un negocio propio mientras que otras son felices siendo parte de una empresa. Si has divagado y te has visualizado teniendo tu negocio propio, ésta es una buena señal de que el camino del emprendimiento se puede encontrar en tu futuro, sólo depende de ti saber cuál es el momento correcto para dar el salto.
  2. ¿Tienes un plan de carrera claro en la empresa en la que trabajas? A veces la empresa es buena y las actividades son retadoras, pero no tienes un crecimiento asegurado. Como profesionistas, todos queremos que se reconozca nuestro trabajo y poder seguir subiendo la escalera profesional (cualquiera que ésta sea) por lo que, si no tienes un plan de carrera estructurado, puedes plantearte buscar otras oportunidades profesionales.
  3. ¿Tienes la solvencia económica para poner un negocio? La inversión inicial para poner un negocio depende del negocio que quieras poner, pero si es importante tener un guardadito para poder aguantar “las vacas flacas” y no estar sufriendo por dinero. Para esta pregunta existen varias respuestas como conseguir inversionistas o pedir un préstamo; de nuevo, esto depende del negocio que quieras poner y del retorno en la inversión que dará tu nuevo negocio para poder dar ganancias a los inversionistas o pagar el préstamo.
  4. ¿Tu familia, amigos, pareja te apoyan para que pongas tu negocio? Al final del día, iniciar un negocio es cuestión de cada persona, pero es importante poder tener un grupo de apoyo que aguantará tus desvelos, te aplaudirá tus logros y escuchará tus fracasos. Si eres el principal proveedor de una familia, esta pregunta es súper importante ya que puede implicar el gasto de seguro de gastos médicos, solvencia económica de la casa, tiempos de convivencia, etc.
  5. ¿Cada día piensas más en poner tu propio negocio? Si ya respondiste a las preguntas anteriores (sin importar la respuesta) y sigues pensando en poner un negocio… ¡hazlo! Esa determinación y el ser consciente del riesgo que implica el hacerlo, son las claves que te harán tener éxito en los futuros emprendimientos que se atraviesen en tu camino.

Estas preguntas no están diseñadas para que salgas corriendo y dejes todo para poner un negocio, pero nos hemos dado cuenta que son las preguntas que varios emprendedores se han hecho antes de empezar con su proyecto o continuar con su trabajo en una empresa. Te compartimos estas preguntas para que sepas que no eres el único que se ha preguntado si debe de ser emprendedor o si tiene las cualidades para ser un emprendedor. También está bien decidir que quieres seguir trabajando en una empresa; como dirían todas las mamás mexicanas “¿por qué todos los demás lo hacen, tu también lo vas a hacer?”. Recuerda que la decisión es única e intransferible y nadie te podrá decir que se siente ser emprendedor.

Sigue tu instinto, sigue tu pasión, pero sobre todo, busca tu felicidad cualquiera que ésta sea.

3 comments on “5 preguntas para saber si ya debes emprender

  1. Gracias, por esos mensajes. Creo que seré emprendedora muy pronto. :). Que tengas un buen día.

    • Dayane muchas gracias por tu comentario. Nos da mucho gusto que nuestra experiencia te inspire a ser emprendedora.
      ¡Mucho éxito en tus emprendimientos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: