El desmadre

De nosotros para ti: consejos que sí aplican para emprendedores.

hombre viendo a una estatua a los ojos

Cuando uno decide ser emprendedor, todo empieza muy bello y romántico; por fin tienes el tiempo que tanto querías, estás persiguiendo tu sueño y todos te dicen los huevos que tienes por dejar la comodidad del mundo Godín para tener tu propio negocio. Una vez que empiezas, te das cuenta que no todo es color de rosa, debes de ser un One Man Band en lo que arrancas y consigues a personas que trabajen contigo y cada tope con pared es una oportunidad de aprender y mejorar.

Además de los aprendizajes que tienes por tu cuenta, tu familia, amigos, compañeros, colegas e incluso desconocidos te dan sabios consejos sobre lo que debes o no hacer mientras estás emprendiendo. Somos bombardeados (por gusto…y por las páginas que seguimos en Facebook) con constantes artículos sobre las mejores maneras de emprender, los Do’s and Don´ts para cualquier tema y hasta los mejores programas de televisión para emprendedores. Gracias a toda esta información, desarrollamos un sexto sentido para saber que consejos tomar y cuales no.

Para que puedas seguir desarrollando ese sexto sentido, te compartimos 8 consejos que sí son aplicables y que a nosotros nos han funcionado.

  1. No le des tanta importancia al dinero. Seguro estás pensando que es un pésimo consejo…pero no lo es. Cuando te empiezas a dar a conocer y estás buscando crecimiento y más clientes, no te preocupes por si estás o no generando mucho dinero. Mientras tengas suficiente para cubrir tus necesidades básicas como comida, renta y servicios (comprar la ropa más fashion de la temporada no es una necesidad básica) enfócate en conseguir clientes y no dinero.
  1. Toda consulta genera honorarios. Este consejo es muy sencillo. No quiere decir que a cualquier persona que te pregunte en la calle le vas a dar una factura, pero pon especial atención a aquellos que siempre te piden consejos y cuando les haces una propuesta formal la rechazan…¡y aún así continúan pidiéndote consejos!
  1. No mezcles amistad (ni amor) con los negocios. NO, NO, NO, NO y mil veces ¡¡NO!! Todos pensamos lo mejor de nuestras amistades y por lo mismo confiamos en que ambos van a honrar esa amistad cuando empiecen a trabajar juntos. Los años o meses que lleves de conocer a una persona, pueden cambiar cuando hay dinero de por medio. Así que es mejor perder un negocio a perder una amistad. Pero si aún con este consejo, quieres hacer negocios con tus amigos… ponlo por escrito.
  1. Identifica en que eres bueno y en que no. Puedes ser bueno en administrar, operar o vender, pero lo importantes es que sepas que aspecto de tu negocio es tu talón de Aquiles. Una vez que lo aceptas y reconoces, te puedas capacitar para hacerlo cada vez mejor.
  1. Si no lo sabes o ya no puedes solo, ¡busca ayuda!. Es así de fácil. Busca a alguien que te pueda ayudar en lo que necesitas y que te pueda hacer una propuesta que se adapte a tu presupuesto. Dejando a un lado nuestro ego de “el mejor emprendedor del mundo”, nos podemos enfocar en lo que mejor sabemos hacer para seguir creciendo.
  1. Ponlo por escrito. Va mucho de la mano con el consejo sobre hacer negocios con amistades, pero no es exclusivo para este segmento. No es necesario que para cada transacción se firme un contrato con cláusulas tan extensas que ni tu mismo entiendes que estás firmando. Se puede hacer de manera sencilla con un mail que respalde los temas que han hablado, desde la cotización hasta la manera en la que van a trabajar.

7. Tu negocio no es sinónimo de banco. Emprender requiere pasión y corazón, si únicamente quiere tener un negocio para hacerte millonario…te estas equivocando de camino. Tu negocio debe de ser algo que te mueva, que te apasione y que te haga dejar el corazón en la cancha. Si haces todos esos sacrificio por tu negocio, tu negocio te agradecerá generando dinero. En este caso, el orden de los factores si altera el producto.

  1. No todos los clientes son buenos, ni todos son malos. Existe de todo en este mundo emprendedor y como puedes toparte con EL mejor cliente del mundo, te puedes topar con el peor. Aquí el punto es que trates a todos tus clientes conforme a tus valores y tu moral, no reacciones ante comentarios fuertes y siempre sé profesional. La decisión de tomar o dejar un cliente siempre va a ser tuya, pero si te encuentras en una situación en donde no sabes si quedarte o huir, te puedes preguntar que vale más ¿si tu salud y paz mental o lo que puedes ganar con un cliente difícil?

Estos son los consejos que más nos han servido para seguir adelante en nuestro desmadre emprendedor y ayudar a los que están en nuestra misma posición.

Tómalos, déjalos o mejor aún… haz tu propia lista de los consejos que sí te han servido.

 

 

0 comments on “De nosotros para ti: consejos que sí aplican para emprendedores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: